¡INCREIBLE! 6 Poderosos Remedios con Ojo – Que no Conocías.

Aunque no debemos sustituir los tratamientos prescritos por el médico, podemos aprovechar las propiedades de estos remedios con ajo como tratamiento complementario para aliviar y mejorar diferentes problemas.

Los remedios de ajo se han considerado antibióticos naturales desde tiempos inmemoriales. Así lo sugiere este estudio de la Universidad de Loma Linda (Estados Unidos), en el que también afirman que tiene una posición prometedora como agente terapéutico de amplio espectro.

El ajo es originario de Asia Central y su uso en medicina alternativa es conocido en la India y el antiguo Egipto, muy conocido y valorado por sus innumerables propiedades terapéuticas.

Asimismo, se utiliza como remedio natural para tratar o prevenir una gran variedad de enfermedades, como veremos en la investigación que se detalla a continuación.

El ajo es una de las plantas medicinales con mayor número de propiedades curativas según este estudio del Shefa Neuroscience Research Center (Irán). Sin embargo, es cierto que aún no se comprende el mecanismo exacto de todos sus ingredientes y sus efectos a largo plazo. Es decir, son necesarios más estudios e investigaciones para esclarecer tanto sus mecanismos fisiopatológicos de acción como su grado de eficacia y seguridad frente a diversas enfermedades.

Por otro lado, el ajo es un antibiótico y antiséptico general gracias a su alto porcentaje de azufre. Entre sus compuestos se encuentran:

  • Glucósido sulfurado
  • Alumno
  • enzimas
  • Vitamina A, B1, B2, C
  • niacina
  • Azufre
Remedios de ajo muy poderosos
1. Para curar la gripe

Comer uno o dos dientes de ajo al día podría ser la solución para prevenir la gripe.

  • Entre los compuestos del ajo destaca un químico llamado alicina, que tiene un gran potencial para combatir virus y bacterias. Así lo confirma este estudio realizado por la Universidad de Ciencias Médicas de Las Tunas (Cuba).
  • Al masticarlo y triturarlo, se liberan las sustancias y así obtenemos sus beneficios curativos.

Visita este artículo: Cómo cuidarte en casa cuando tienes gripe

2. Para tratar las varices

Este estudio realizado por el Instituto Nacional de Medicina Integrativa (Australia) afirma que el ajo tiene propiedades capaces de bajar la presión arterial y, de esta manera, ayudar a controlar las varices, pero hay que ser constante para notar su efecto positivo.

Ingredientes
  • 6 dientes de ajo
  • 3 cucharadas de aceite de oliva (48 g)
  • El jugo de un limón
Preparación
  • Corta los dientes de ajo en rodajas y colócalos en un recipiente de vidrio junto con el aceite de oliva y el jugo de limón.
  • Mezclar bien, tapar el recipiente y dejar reposar 12 horas.
Aplicación
  • Masajee la pomada con movimientos circulares sobre el área.
  • Con este remedio conseguirás activar la circulación sanguínea y conseguirás desinflamar la zona con varices.
3. Para combatir la tos

Según este estudio del Policlínico Municipal de Santiago de Cuba, el ajo podría ayudar a mejorar cierto tipo de afecciones respiratorias, todas las cuales provocan procesos de tos.

A la hora de realizar la preparación es importante consumirlo fresco, y cocido al momento, ya que pierde sus propiedades con mucha facilidad.

Ingredientes
  • 1 ajo previamente cocido
  • 3 cucharadas de miel (75 g)
  • 3 cucharadas de aceite de oliva (48 g)
Preparación
  • Moler o picar el ajo.
  • Mézclalo con la miel y, por último, añade el aceite de oliva.
  • Recuerda no cocer el ajo por encima de los 60ºC, ya que perdería sus propiedades.

El jarabe obtenido tendrá un efecto calmante, ya que tiene la propiedad de suavizar las mucosas de los bronquios.

4. Para bajar la presión arterial

El ajo también contiene potasio, que reduce el exceso de sodio y actúa como un poderoso diurético. Ayuda a expulsar el líquido y evita que se quede en el organismo.

Así, puede funcionar como un excelente tratamiento natural para regular la presión arterial.

Ingredientes
  • 2 cabezas de ajo rallado
  • ½ taza de azúcar (100g)
  • 1 vaso de agua (200 ml)
Preparación
  • Mezcla el ajo rallado con el azúcar y el vaso de agua hasta obtener la consistencia de un almíbar.
  • Se recomienda tomar dos cucharadas al día para bajar la presión arterial.
5. Elimina las verrugas

El ajo tiene componentes antifúngicos, según este estudio realizado por la Universidad Northwest A&F (China).

El tratamiento con ajo ayuda a secarlos y eliminarlos.